Skip to content

Grito

22 abril 2015
tags: ,

Tiempo. Valiente hijo de puta. El mismo que nos cuartea la piel y arranca la memoria. Ese que nos apaga la mirada y pinta de blanco nuestras sienes.

El mismo cabrón inmisericorde que borra las huellas y tuerce nuestras cansadas espaldas.

El que vierte ríos de lágrimas y vacía océanos de sueños y esperanzas. El canalla desgraciado que nos deshace antes de pasar un párrafo de cualquier libro de historia.

Cronos,  miserable,  promotor de una carrera en la que en la meta solo ofrece unas lágrimas y un gran vacío. Broma sádica de mal gusto,  vida.

Unas pocas vueltas a la esfera y ya hemos perdido la partida. Una mirada de cerca a los ojos vidriosos de la muerte y nada se volverá tan difícil como mirar el reloj de nuevo.

Cómo? Cómo ignorar la hoja de la guillotina,  cayendo desde que nacemos?  Cómo seguir,  teniendo certeza de nuestra derrota? Hay vida después del jaque mate? Cómo responder si el miedo ahoga las preguntas?

Después de hoy, para mí, nada será lo mismo, y sin embargo sé que el mundo seguirá tan hueco o tan vacío como siempre.  Hoy pago una vieja deuda al reloj; no se le atragante.

Te echaré de menos.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: